Reformas efectuadas en el Santuario de la Virgen de la Soledad.

lunes, 18 de febrero de 2013

El Vía Matris.



El primer día del Triduo en Honor a la Virgen de la Soledad,  tras la celebración de la Santa Eucaristía,  se llevara a cabo el rezo del Vía Matris por el interior de la Parroquia de San Francisco de Asís. Según el modelo del Vía Crucis, ha nacido el ejercicio de piedad del Vía Matris, o Camino de de la Madre dolorosa, habiendo formas incipientes de este rezo desde el siglo XVI, si bien en su forma actual data del siglo XIX.

 En el Vía Matris se considera toda la vida de la Virgen Maria, desde el anuncio profético del anciano Simeón, hasta la muerte y sepultura de su Hijo, como un camino de fe y de dolor, camino articulado en siete estaciones, que corresponden a los siete dolores de la Madre de nuestro Señor.

Los siete dolores de la Virgen son: La predicción del anciano Simeón, la persecución del rey Herodes y la huida a Egipto, Jesús perdido en el Templo, el encuentro con su Hijo cargado con la Cruz, la crucifixión y muerte de Jesús, Jesús muerto descendido de la cruz entre los brazos de su Madre y la sepultura del Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario