Reformas efectuadas en el Santuario de la Virgen de la Soledad.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Domingo de Fe.



En una fría mañana de domingo, en pleno mes de noviembre, la Santísima Virgen de la Soledad recorrió un itinerario de varias calles, acompañada por numeroso público y por los párrocos ruteños,  mientras se rezaba el Santo Rosario.

Los Misterios y las Ave Maria se iban sucediendo, mientras la música de capilla daba un toque solemne al caminar la Virgen. Rosas blancas, iris morado y lisiantum, formaban el adorno floral de las andas, y seis velas en candelabros guardabrisas, iluminaban el rostro de la Señora.

A las diez y cuarto, como estaba programado, la Santísima Virgen entraba en la Parroquia de San Francisco de Asís, y lentamente, por la nave central, llegaba al Altar Mayor para presidir la Santa Misa. Numerosos fieles asistieron a la misma, en donde los miembros de la Junta de Gobierno participaron en las lecturas y ofrendas.

Una vez finalizada la misma, la Virgen accedía de nuevo por la  puerta principal de la Parroquia a la Plaza de Nuestra Señora de la Cabeza, para regresar a su Santuario; la calle Colon y la que lleva su nombre conformaron el itinerario de regreso, dándose el hecho histórico de recorrer la Virgen su calle, por primera vez,  en su totalidad.

A la llegada a la puerta del cementerio, un responso recordó a todos los difuntos, y pocos minutos después la Virgen entraba en su Santuario, dándose así por finalizada la jornada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario